NOTICIA

28
Mar
Cuentas bancarias para menores de edad
28 de Marzo

Cuentas bancarias para menores de edad

Cuentas bancarias para menores de edad
​Según el Estudio del Perfil del adolescente y joven 2017, realizado por Ipsos Perú, 7 de cada 10 jóvenes entre 13 y 20 años ahorran, apoyados por propinas, trabajos y otras fuentes de ingresos.
Disponer de cuentas bancarias para el ahorro genera una serie de ventajas para las personas, como por ejemplo, tener mayor familiaridad con productos financieros, mayor facilidad para efectuar operaciones comerciales seguras, acceso a medios de pago electrónicos, entre otros. En ese sentido, promover el acceso a cuentas bancarias en los jóvenes es de vital importancia para la inclusión financiera. En la nueva edición del Asbanc Semanal, elaborado por el Área de Estudios Económicos de la Asociación de Bancos del Perú, se hace una revisión de los casos en diversos países del mundo que promueven la tenencia de productos de ahorro para menores de edad.

En Argentina, el Banco Central autorizó la creación de cajas de ahorro para menores de edad con el fin de facilitar sus operaciones económicas cotidianas, estimular la educación financiera y fomentar la bancarización a través del uso de los medios electrónicos de pago. Asimismo, en el caso de El Salvador, la Ley de Bancos permite que los bancos ofrezcan este producto para menores de edad entre los 16 y 18 años, de modo que éstos pueden efectuar depósitos y retirarlos libremente y constituir títulos de capitalización.

Otro ejemplo es el de Uruguay, en donde se permite que los bancos abran cuentas de ahorro a menores, mientras no se notifique a la institución bancaria una resolución judicial que demuestre lo contrario. Así, para abrir cuenta en el banco y para operar en ella, se les reconoce capacidad de ejercicio y no necesitan representación ni asistencia de sus representantes legales.

Por su parte, en el Perú se permite la apertura de cuentas de ahorro de menores de edad siempre y cuando sean asistidos por un adulto responsable, presente en el momento de la apertura, y con quien comparte la titularidad. De igual forma, todas las manipulaciones posteriores de débito deberán ser autorizadas o asistidas por la persona mayor responsable. Sin embargo, aún se requiere mayor promoción del ahorro formal juvenil, lo cual está en línea con la formación financiera que viene promoviendo el Estado en menores de edad a través de proyectos piloto.

Conociendo los ejemplos descritos líneas arriba, el Área de Estudios Económicos de ASBANC alienta a las entidades y autoridades competentes a promover modificaciones en la norma peruana para que los niños y jóvenes puedan incluirse financieramente en el país.


Compartir en:
ASBANC GPTW ASBANC GPTW